El yoga de mis amigos

images

Dar una clase de yoga a tus amigos de la infancia no es algo que sucede todos los días y ayer yo tuve esa oportunidad ¡Uau! Además, hicimos la práctica en un jardín maravilloso donde hemos pasado tardes interminables jugando, riendo, trepando por los árboles y descubriendo aspectos fascinantes de la vida. El yoga enriquece mucho las relaciones interpersonales, tanto como la relación con nosotros mismos y con lo divino. Y la amistad engrandece el alma, sana el corazón y también el cuerpo físico. Por eso, el post de hoy te ofrece cinco maneras de nutrir tus relaciones y de crear una gran familia de amigos:

1. sé tu mismo en la presencia de otros

En las vacaciones de verano, se crea una especie de paréntesis al margen del curso normal de la vida. No hay trabajo, ni coles, ni rutina. Las vacaciones nos permiten “ser” durante un tiempo y dar rienda suelta a estar en el aquí y el ahora. Cuando vuelvas al lugar donde vives habitualmente, imagínate que todos los que te rodean forman parte de tu gran grupo de amigos, verás cómo es más fácil  comunicarse y hay más autenticidad en tus relaciones personales y profesionales.

2. dedícales tu atención plena

Seguro que alguna vez te ha molestado cuando hablabas con alguien que se ponía a chatear o que estaba ausente… hacer multitasking (multitarea) sin parar manda el mensaje a otros de que son invisibles o que no nos importan. Una de las mejores cosas que puedes hacer por otros es dedicarles tu atención plena: silencia el móvil cuando estés con un amigo, mira a los ojos y escucha de verdad a quien tienes delante.

3. encuentra al otro desde un lugar de aceptación y respeto sincero

Cuando de verdad aceptamos a los demás tal y como son, la mayoría de los conflictos se disuelven y solo fluye el amor. Suelta la idea de que los demás tienen la misma visión de vida que tú, es limitadora y te hará perderte muchas cosas.

4. muéstrales tu cariño

La necesidad de amor y de pertenencia al grupo es intrínseca al corazón humano. La vida adulta se complica y es difícil ser afectuoso todo el tiempo, pero una sonrisa a tiempo, un abrazo, o incluso un sms son una manera sencilla de dar y recibir afecto.

5. deja que tu grupo de amigos te apoye

Ábrete y comparte con tus amigos las alegrías y también los problemas. Hablar desde el corazón te reafirma en la libertad de ser y en el cumplimiento de tu plan de vida.

Mi pandilla del verano está compuesta de gente maravillosa, singular y cariñosa a más no poder. Año tras año me enseñan que la amistad es uno de los pilares de la vida y que llena el corazón de alegría. Son yogins sin saberlo, siempre nutriendo las relaciones más hermosas, la comunicación sincera y el amor hacia todos.

 Gratitud y bendiciones a todos, en todas partes

OM SHANTI

 Si te gustó este post, por favor compártelo con tus amigos!

 

Acerca de Zaira Leal

Profesora de Yoga y espiritualidad, mi misión es que aprendáis a ser felices. Yoga como Celebración Infinita de la existencia.
Esta entrada fue publicada en estilo de vida, yoga. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El yoga de mis amigos

  1. Andrés dijo:

    Sabias palabras, rebosantes de amor y transmisoras de una visión de la vida que comparto.
    Un abrazo.

    • Zaira Leal dijo:

      ¡Gracias Andrés!! me alegra mucho que estemos en contacto de este modo y que los posts te gusten. Un abrazo enorme, lleno de Luz.
      Sigue comentando! (también sobre lo que tienes opiniones diferentes;) )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s