Encuentra la calma en los momentos de caos

6a00d83455da1469e201543863e4f1970c-800wi

¿Cuándo ha sido la última vez que tuviste un día en los que todo parece torcerse y además sucede a mil por hora? Hoy ha sido uno de esos para mí, por eso que este post ofrece maneras sencillas de recuperar la tranquilidad en momentos de caos.

La gota que colmó el vaso fue la llamada de la babysitter un rato antes de mi clase de la tarde diciéndome que estaba enferma. Imagínate lo siguiente: yo al teléfono, me quedo paralizada. Hay un milisegundo en el que reacciono y tengo el siguiente pensamiento “es que no se puede contar con nadie”. Si hubiera seguido el hilo de estos pensamientos, eso habría salido de mi boca y la pobre chica se habría sentido fatal.

Pero al momento, una palabra se cruzó por mi mente shantaya que significa “siempre lleno de paz”. Se refiere a tranquilidad del Ser que siempre está presente, independientemente de las circunstancias externas. Gracias a esto pude respirar, relajadamente darle apoyo a la chica y encontrar una solución creativa a mi pequeño problema cotidiano.

Mi ejemplo es una tontería, pero tiene el valor de ser una situación real con la que todos podemos identificarnos. Debido a nuestro estilo de vida miniproblemas de este tipo pueden desatar una cadena de reacciones químicas y emocionales en nuestro cuerpo-mente que nos hace elevar el nivel de estrés considerablemente. Y es cuando reaccionamos desde estados de ser negativos o de baja vibración. Por el contrario, si estamos atentos podemos parar ese proceso (aunque a veces parezca incontrolable) utilizando las herramientas que nos proporciona el yoga.

Así que ahí van, tres maneras sencillas para cultivar paz en los momentos caóticos:

1. auto observación: practica ser testigo en el aquí y el ahora, te dará una visión más amplia de cada situación. Entonces podrás frenarte antes de decir o hacer algo que pueda hacer daño

2. mide tus niveles de energía y escucha a tu cuerpo: si ves que estás bajo, unos minutos de respiración consciente y suave pueden hacer maravillas. Además te oxigenarán y relajarán profundamente

3. meditación a diario: te enseñará a permanecer en un estado de calma que podrás llevar contigo dondequiera que estés. Es como hacer ejercicios de felicidad y paz. Al principio tienes que esforzarte en reconocer que es así como eres auténticamente, pero con la práctica se vuelve automático y en todo momento podrás sentirte envuelto por shantaya, dentro y fuera de ti

Las yoginis también tenemos días llenos de estrés, la diferencia es que sabemos qué hacer con ellos. Sabemos que podemos pararnos, desligarnos de la situación para autoobservarnos y ver desde dónde estamos funcionando. Entonces es posible elegir la opción más elevada, en resonancia con la paz que siempre se encuentra en el interior. Lo bueno es que todo el mundo puede hacer esto, con un poquito de práctica de yoga.

Om Shanti, Shanti, Shanti

(Una buena forma de actuar… sigue el blog o compártelo. Gracias!)

Acerca de Zaira Leal

Profesora de Yoga y espiritualidad, mi misión es que aprendáis a ser felices. Yoga como Celebración Infinita de la existencia.
Esta entrada fue publicada en estilo de vida, filosofía, yoga y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s