¡A desenrollar la esterilla! (en tu propia casa)

79f927787f094338_yoga.xxxlarge_1

“Mami, ¿hoy no has hecho yoguita todavía, verdad?” Me preguntó mi hija una tarde cualquiera hace ya algunos años. Seguro que yo estaba haciendo cuatro o cinco cosas a la vez en el más puro estilo multitask: cuchara de palo en una mano, teléfono en la otra, libreta con los planes para clase sobre la encimera de la cocina y una niña de cuatro años enfrascada en sus pinturas y dibujos. Si tu vida es de lo más ajetreada o si estás deseando explorar el yoga también por tu cuenta, te invito a iniciar una práctica diaria en casa, que puedes alternar con las clases en el estudio. Así que ¡llegó la hora de desenrollar la esterilla!

La práctica personal crea un santuario maravilloso donde te encuentras contigo mismo y al que puedes ir siempre que quieras. Enciendes una vela, te plantas encima de tu esterilla, empiezas a respirar y a moverte y parece que los problemas se disolvieran. Te encuentras genial, lleno de una paz deliciosa entre las miles de cosas que haces durante el día. 

Parece fácil, ¿verdad? aunque puede que te haya pasado que a los cinco minutos de ponerte en la esterilla ¡zas! estabas como paralizado… Para ponerte las cosas un poco más fáciles te ofrezco unas pautas que asegurarán el éxito de tu yoga en casa:

1. Crea un espacio sagrado. Encuentra un lugar donde sepas que vas a estar tranquilo, que sea agradable y esté limpio. Yo vivo en un apartamento pequeño y practico todos los días junto a mi cama, tengo un pequeño templito y guardo mis props en el armario.

2. Márcate un tiempo y tu cuerpo te irá guiando. Digamos que 30 minutos al día es algo a lo que te puedes comprometer. Haz que sea lo más importante para ti e intenta no saltarte tu  momento yoga por nada del mundo.

3. Utiliza las herramientas necesarias: libros de práctica o cursos específicos sobre el tema. El sábado 25 de mayo imparto un taller en Palma sobre el yoga en casa. Infórmate haciendo Click aquí.

4. Asiste a clases en un estudio. Te ayudará a salir un poco de ti mismo y de la rutina. Le sacarás mucho más partido a tu yoga en casa si aprendes bajo la tutela de un profesor.  Además, la magia del grupo es uno de los regalos más bellos que nos da la vida.

El yoga es una práctica de conexión con lo universal en ti. En el estudio, en tu casa, con gente o solo. Puede que sigas haciendo muchas cosas, pero verás que ahora tu actitud es serena y alegre al mismo tiempo. Deja que tu cuerpo baile con las asanas, que tu corazón cante con la respiración y que tu alma disfrute sin límites.

Acerca de Zaira Leal

Profesora de Yoga y espiritualidad, mi misión es que aprendáis a ser felices. Yoga como Celebración Infinita de la existencia.
Esta entrada fue publicada en yoga y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s