Om Madres Om

yashoda

Ya devi sarva bhuteshu, Shakti rupena samstitha. Namastasyai, namastasyai, namastasyai namo namah
Devi Mahatmya 
Oh Diosa Suprema, que resides en todos los seres en forma de Madre. Ante ti me inclino eternamente
 

Me encanta celebrar y el domingo es el Día de la Madre en España y por ello quería que el post de hoy iluminara la esencia de este bello día. Las tradiciones del Tantra Yoga son muy ricas en el trato a lo femenino divino y nos dicen que hay madres terrenales, madres universales y luego está, claro, la Madre Divina de quien surgen las demás. Toda mujer ¡y también todo hombre! tiene un poquito de cada una de ellas. Por nuestras venas corre la energía y la información de todas madres desde el comienzo de la creación. El cuerpo humano, por ejemplo, se forma casi únicamente a partir de la materia física de la madre. Cuando nacen nuestros hijos nos damos cuenta de que existe una cadena de luz, como un río que nos remonta a generaciones anteriores, recogiendo su dedicación, entrega y amor incondicional. Pero ¿cómo vivimos el espíritu de la Madre? De vez en cuando escucho las noticias y me parecen manifestaciones de que, en cierto modo, hemos desterrado a la Madre Divina…  ¿la hemos echado de nuestro corazón y de nuestro vientre?

Te ofrezco unas recomendaciones sencillas para que recuperes y expandas la energía de la Madre en tres dimensiones diferentes:

1. Aprovecha para revisar la relación con tu madre terrenal: escribe en un papel todo aquello que te separa de la mujer que te dio el cuerpo y la vida (y un sinfín de cosas más!). Haz un pequeño ritual de purificación. Puedes romper el papelito en pedazos y quemarlo con la intención de transformar todas esas historias para siempre. Luego llámala, cómprale unas bonitas flores y ofrécele tu agradecimiento sincero.

2. Descubre como en ti también viven las madres universales, independientemente de si tienes hijos o no: ama la existencia, ama la Tierra, ámate a ti mismo. Protege la vida en todas sus facetas, recicla, consume conscientemente y pon los pies en la Tierra dándote un paseo descalzo cada día.

3. Ábrete a la Gracia de la Madre Divina: deja que con su sonrisa amorosa te sostenga en sus brazos, que te apoye y proteja en tu caminar. Ella es la matriz universal y la Gracia que nos lleva por las corrientes de la vida.

Celebremos a todas las madres. Creativas y creadoras, amantes y amorosas, optimistas, vitales y apasionadas. España es un país donde existe una tradición muy hermosa de veneración hacia el principio femenino divino. La imagen de este post muestra a Yashoda con el pequeño Krishna en los brazos. Personifica la esencia de la madre, algo así como nuestra María: protectora, paciente, nutridora e irradiando su dulzura embriagadora con todo su ser. Me inclino, eternamente.

 Si quieres recibir más info como esta, solo tienes que darle al botón SEGUIR (es gratis!)

 

Acerca de Zaira Leal

Profesora de Yoga y espiritualidad, mi misión es que aprendáis a ser felices. Yoga como Celebración Infinita de la existencia.
Esta entrada fue publicada en celebraciones, diosas y dioses, espiritualidad, Madre Universal, Shakti, tantra, yoga y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s