Brilla con Luz propia

 
William-Blake-image
El ángel que presidió mi nacimiento dijo:
“pequeña criatura hecha de Alegría y Júbilo,
corre y ama sin la ayuda de nada en la Tierra.”
William Blake

Una de las cosas que más me fascina de los españoles es la capacidad que tenemos para disfrutar y encontrar la alegría, incluso en las circunstancias más adversas. Y para los lectores que no estáis en España, se viven tiempos verdaderamente difíciles por aquí… A pesar de todo reímos y celebramos. En mi barrio hay vecinos que en cualquier momento se echan un cantecito flamenco en el bar de abajo; la gente se manifiesta a ritmo de mambo y los periódicos están plagados de humor relativo a los problemas políticos y sociales.

En yoga hay una idea muy bonita: dentro de cada uno de nosotros está la Luz del Ser que brilla independiente de las circunstancias externas. Niralambaya es la palabra que se refiere a ese estado en el que la Luz se sostiene por sí misma. Es fácil estar contento y feliz cuando las cosas van bien, cuando hace buen tiempo o cuando nos sentimos queridos, pero no lo es tanto cuando estamos sin trabajo o alguien en nuestra familia enferma gravemente. Como en la cita de Blake, niralambaya nos recuerda dos cosas: la primera, que en esencia somos Alegría divina; la segunda, que es posible expandirla de dentro hacia afuera en todo momento y lugar. Lo más interesante es que, si queremos prestarle algún servicio al mundo, debemos recordar nuestra naturaleza dichosa, especialmente en las situaciones adversas.

El presente tal y como está es el resultado de nuestro pasado y el futuro se crea desde el presente. Cómo nos sentimos aquí y ahora determinará lo que vamos a experimentar más adelante, pero el yoga no nos dice que nos riamos de todo ni que hagamos oídos sordos al lo que sucede a nuestro alrededor. ¡Al contrario! Los yogis cultivamos una gran sensibilidad y compasión, sabiendo que una actitud ligera ante la vida crea una conexión muy auténtica con todo y todos (además de un futuro mejor).

Niralambaya puede ser una práctica en sí. A lo largo del día podemos pararnos, respirar y hacernos las siguientes preguntas:

¿qué está sucediendo aquí y ahora?

¿estoy conectado con mi centro de Alegría eterna?

¿qué está emanando de mí al mundo?

Brillar con Luz propia es uno de los regalos más hermosos que le podemos hacer al mundo, a los demás y a nuestro pequeño gran corazón.

om shanti

Acerca de Zaira Leal

Profesora de Yoga y espiritualidad, mi misión es que aprendáis a ser felices. Yoga como Celebración Infinita de la existencia.
Esta entrada fue publicada en espiritualidad, filosofía, yoga y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s