El poder de la oración

niños rezando

Hace pocos días sucedió un evento muy trágico en la vida de alguien cercano en nuestra comunidad. Mis clases las he estado dedicando a esta amiga y muchos de vosotros habéis contribuído generosamente con vuestras oraciones y mejores intenciones.

Como el título indica, el post está dedicado al poder sanador de la oración. Numerosos estudios médicos afirman la evidencia de que rezar puede curar. El doctor estadounidense Larry Dossey (autor de Palabras que curan) lleva treinta años dedicado a investigar este tema. Hay más de noventa escuelas de medicina americanas que apoyan  estudios de este tipo y los datos en los que se fundamentan. La comunidad científica no sabe realmente qué hace que la oración funcione pero sí saben que hay cantidades enormes de casos reales confirmándolo.

La física cuántica lo explicaría con la teoría del entrelazamiento: dos personas que están conectadas energéticamente de algún modo pueden sentir cosas similares y al mismo tiempo aunque se encuentren a kilómetros de distancia. En el caso de la oración, tú tienes un pensamiento compasivo hacia alguien y esa otra persona experimenta algún cambio positivo en su estado de salud aunque os encontréis muy lejos el uno del otro. Parece increíble que con tu oración puedas influenciar a otro ser humano pero es una realidad. ¡Puede que sea parte del misterio de la vida!

Lo que realmente hace que la oración funcione es la autenticidad y sinceridad del amor con el que se reza. Funciona cuando lo hacemos de corazón, cuando lo hacemos para apoyar el camino de la otra persona. La oración hay que sentirla y, si se hace conscientemente, vale más rezar durante dos minutos que durante tres días. Otro factor que hace que la oración llegue a su destino es la rendición ante la situación. No se trata de que se solucione como a nosotros nos gustaría sino que lo haga de acuerdo a lo que la persona en sí necesite y tenga que vivir. La frase “hágase tu voluntad” encierra mucha sabiduría y llena nuestra plegaria de paz. 

Todo esto corrobora que existe una dimensión espiritual, que todos somos parte de algo más grande, el campo infinito de Consciencia Divina. Y no sólo formamos parte de esto tan bello sino que juntos lo creamos momento a momento con cada pensamiento e intención.

Que nuestras oraciones sean una bendición de Gracia para todos aquellos que más lo necesitan… SVAHA

Acerca de Zaira Leal

Profesora de Yoga y espiritualidad, mi misión es que aprendáis a ser felices. Yoga como Celebración Infinita de la existencia.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s