¡Sí creo en las hadas!!!

Sí creo en las hadas, en el corazón bondadoso de la gente, en que todos somos uno y en el amor!

Últimamente parece que el mundo se estuviera derrumbando. Gente que está dejando su cuerpo físico de maneras muy trágicas y dolorosas, relaciones que están dando un cambio drástico, el dinero de todo un país que anda escondido en cuentas bancarias de Suiza. Hay mucha confusión y caos en las vidas de todos, como si las brújulas se hubieran vuelto locas. Son momentos para pararse, respirar profundamente y volver a conectar con nuestra esencia divina. 

Hacia el final del Bhagavad Gita, en mitad de la batalla, Krishna le explica a Arjuna que la fe o shraddha es lo que nos marca la dirección en los tiempos difíciles, como la tercera estrella a la derecha en el cuento de Peter Pan. La fe que enseña Krishna no se trata de una creencia ciega en algo invisible sino que es casi un acto físico, es una acción de confianza plena. La palabra shraddha literalmente significa “el lugar donde ponemos nuestro corazón”.

En la isla de Nunca Jamás si dices que no crees en las hadas, una de ellas se muere y son los pensamientos felices (no sólo el polvo de hada) los que hacen que los niños perdidos vuelen. Nosotros no tenemos por qué creer en cuentos infantiles pero sí debemos tener el coraje suficiente para poner el corazón en la idea de que la belleza, la pureza y la verdad son nuestra auténtica naturaleza.

La dedicación al yoga nos lleva a hacer la elección correcta momento a momento, a perdernos por el camino sólo a ratitos y a volver a resurgir gloriosos después de las épocas de cambio y transformación fuertes. El yoga nos enseña que la Luz, la Sabiduría y el Amor somos cada uno de nosotros. Pon todo tu shraddha en ello y deja que te iluminen con un brillo inigualable. Recuérdalo día y noche, grítalo a los cuatro vientos sin miedo y verás cómo entonces eres tú quien lleva claridad a tu entorno.

Acerca de Zaira Leal

Profesora de Yoga y espiritualidad, mi misión es que aprendáis a ser felices. Yoga como Celebración Infinita de la existencia.
Esta entrada fue publicada en filosofía, tantra, yoga. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s